Mónica Arenas

Directora de Finanzas

En el 2021, los ingresos totales de CARE Perú fueron de S/ 40,4 millones, lo que representa un 4 % por encima de lo programado y un 15 % adicional a la ejecución financiera del 2020. Estos fondos nos han permitido implementar más de 30 proyectos en los sectores de Ayuda Humanitaria (38 %), Salud (33 %), Desarrollo Económico (17 %), Educación (9 %) y Justicia Climática (3 %).

Las fuentes de financiamiento más importantes fueron (i) la cooperación internacional, que viene de forma directa o a través de los miembros de la confederación de CARE Internacional; el gobierno peruano, mediante el Ministerio de Educación (Minedu); y el sector privado.

Asumir el reto de la gestión financiera ha implicado evidenciar un manejo trasparente de los recursos asignados, lo que va ligado a un sistema de control ágil, pero a la vez riguroso, que nos permite dar cuenta y garantizar la calidad del gasto, cumplir con lo planificado y tener un sistema de reporte acorde a la demanda de los donantes, de las instancias de Gobierno, del Consejo Directivo de CARE Perú, de CARE Internacional y de las diversas unidades de gestión programática.

Los números y estadísticas nos muestran un resultado objetivo y positivo de los ingresos y gastos de CARE, pero llevan tras de sí una historia de trabajo conjunto entre las diversas áreas de la organización para que cada recurso financiero invertido llegue adecuadamente a las personas participantes, quienes son la razón de ser de nuestro trabajo. Ya son dos años de pandemia que nos exigen, constantemente, mejorar procesos, reinventarnos y adaptarnos a una nueva forma de trabajo más eficiente y efectiva.

Al cierre de este 2021 solo queda dar gracias por la confianza depositada en CARE, especialmente a nuestros donantes y organizaciones socias que nos proporcionan los recursos y que cada año se van sumando, con mayor interés, a este esfuerzo por contribuir a mejorar la calidad de vida de niñas, adolescentes y mujeres.

Mónica Arenas

Directora de Finanzas